RICKY PASHKUS

Durante mi vida he abierto varios proyectos. Esencialmente proyectos educativos.Toda tarea que emprendo en el fondo tiene un matiz educativo. Por más que no sea un pedagogo ni alguien que sabe más que otros.
Es simplemente que sé lo que me falta.
Siempre fui consciente de lo que me faltaba. Rara cualidad.
Lo que me faltó fue educación.
La educación artística es particularmente compleja, requiere libertad y disciplina…libertad y método… capacidad para ordenar y para desordenar.
La educación artística advierte en el obstáculo un desafío y necesita de los obstáculos para que crezca el artista.
La educación artística necesita de los obstáculos que inevitablemente trae el alumno.
Todos somos artistas o podemos serlo.
Muchos lograremos articular una vida profesional al respecto.

No todos pueden hacer todo lo que hay que hacer ni tiene todo lo que hay que tener .
En mi caso, he dedicado mi vida a la docencia artística que involucra a todos, unos y otros, con sus potenciales, sin exigirles resultados profesionales pero rescata específicamente a los valientes que entregan todo para abrirse y así dar el gran salto.
El salto hacia lo desconocido.
No hay artista que no tenga una vida artística. Son artistas por lo que viven.
El arte es una manera de vivir. Es un desajuste. Una curiosidad constante. La obsesión continua.
La imposibilidad de dejar de hacer lo que amamos aunque nos haga sufrir nos define y a esa imposibilidad de dejar de hacer lo amado la llamo vocacion.
Es una elección inevitable hacia una vida poética que al principio duele y quizá siempre duele pero es un dolor elegido y amado.
“Es un privilegio, y a esta decisión la llamo “”la vida poética””.”
El éxito está ahí, en dar ese salto.
Cn Fernando nos conocimos hace mucho.
Otra generación. Otra ímpetu.
HABLAMOS DE COSAS DISTINTAS y DECIMOS LAS MISMAS COSAS
He decidido volver al ruedo en este vuelta junto a él.
Dos generaciones distintas en búsqueda de la excelencia hacia la isnerción laboral.
Buscamos una EDUCACIÓN que implique transmitir, transitar y desarrollar una mirada del mundo.

El actor como eje.
La danza y el canto como tronco.
El teatro musical como camino.

Tres años de formación intensa
La excelencia en cada caso
Entendiendo como excelencia a todo movimiento y acción que no deje de intentar responder en el nivel más alto de la exigencia.
Llamo excelencia a lo indiscutible.
El artista formado como un atleta.
Entender el talento como a un don… El don para conducir el propio don. Y eso sí se puede aprender.

Este proyecto educativo busca atravesar al alumno con la experiencias multidisciplinarias, creando una mirada de mundo, una mirada humanista.
Al unirme con Fernando quiero ser atravesado por lo que sucede hoy y por las nuevas formas formas del lenguaje.
La excelencia es la valentía para entrenar, la capacidad de riesgo, el talento ara la entrega y la entrega del talento.
Mi deseo es que esta época tan dura de crisis continua encuentre en este proyecto el modo de reunir de una buena vez técnica y expresión. Forma y contenido.
ME IMPORTA EL ARTISTA
EL SER HUMANO
SI HAY UN ARTISTA EL RESTO SE APRENDE
SIHAY UN HUMANO, EL RESTO SUCEDE
SOLO HAY QUE TENER LA VOLUNTAD
La voluntad de buscar la excelencia, sin quejas y en forma disciplinada para que nos atraviese lo humano y la locura creativa.